Abintra hace la diferencia

Alimento de régimen especial para heridas de difícil cicatrización

Facilita el proceso de cicatrización de heridas

Uno de los factores más importante en la cicatrización de heridas es el estado nutricional del paciente y su ingesta de nutrientes. Cuando existe una herida el organismo reconoce el proceso de reparación de tejido como prioridad. El tejido lesionado requiere un adecuado flujo sanguíneo y un aporte adecuado de nutrientes y el cuerpo deriva el flujo sanguíneo, repleto de nutrientes y oxígeno, hacia ese tejido (Watters y cols 2002, Mackay y cols 2003). El sistema de reparación tisular también involucra una serie de interacciones entre varios tipos de células, mediadores químicos e incluso la matriz extracelular. Estos procesos representan un consumo energético adicional con incremento de los requerimientos nutricionales para el individuo. La demanda de aminoácidos, vitaminas y minerales aumentan.
(Watters y cols 2002, Mackay y cols 2003).

 A pesar de la innegable asociación entre la adecuada nutrición y la cicatrización de heridas, muchos pacientes no ingieren suficientes cantidades de nutrientes para cumplir con la demanda incrementada de su cuerpo (Guenter 2000, Horn 2004, Legendre 2008, MacKay 2003). Por el contrario, las Guías Internacionales de Manejo de las Ulceras de Presión para el 2009, muestran múltiples estudios donde, con suplementos nutricionales enriquecidos con proteína, arginina, zinc y vitaminas antioxidantes, se logra disminuir el tamaño de la lesión.

Dejan claro saber que el adecuado estado nutricional es determinante en el éxito del proceso de cicatrización y que un complemento nutricional suele ser necesario para lograr esta meta. Con fines de ayudar al paciente con heridas a obtener estos nutrientes y alcanzar a sus requerimientos nutricionales en un forma conveniente, Victus, Inc. ha desarrollado Abintra®.

Existen muchos tipos de heridas

pero todas pueden cicatrizar si se practica una alimentación adecuada
Language